Torrijas de leche

Hola chicos, ya se acerca la Semana Santa y seguro que tenéis comidas familiares y no sabéis que hacer para dejarles con la boca abierta. Yo os traigo una deliciosa receta de torrijas, que es uno de los postres más especiales de esta época y del cual siempre tendréis ganas.

torrijasRación para 4 personas:

INGREDIENTES

  • Pan de torrijas (también sirve normal)- 1 barra de pan.
  • Leche semidesnatada – 600 mililitros.
  • Un chorrito de aceite de girasol.
  • 2 huevos.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1 pizca de canela

 

PREPARACIÓN

  1. Cortamos las rebanadas de pan para dejarlas esponjosas, en torno a los 3 o 4 cm., cada una (los extremos del pan no se utilizan). El pan especial para torrijas, es un poco más esponjoso, con más miga y de mayor tamaño que el normal pero puedes utilizar cualquiera que tenga estas características.
  2. En un cazo echamos la leche, añadimos tres cucharadas de azúcar y echamos canela al gusto. Lo ponemos a calentar a fuego medio y removemos hasta que el azúcar se disuelva. Apartamos y dejamos enfriar. Ahora cogemos una rebanada y la sumergimos por ambos lados, retirándola rápidamente para impedir que absorba demasiado líquido y se deshaga.
  3. Déjalas en un escurridor con un plato debajo para aprovechar después la leche que ha caído. Al hacer esto irás un poco más despacio porque en el escurridor solo cabrán dos o tres rebanadas,porque las colocaremos una al lado de la otra y no sobrepuestas porque se aplastan.
  4. Batimos los huevos en un plato aparte. Echamos aceite en una sartén suficiente para cubrir la mitad de la torrija y ponemos a calentar a fuego medio. Cuando el aceite empiece a calentarse, coges la rebanada escurrida con mucho cuidado con las manos, la rebozas sobre el huevo y de ahí rápidamente a la sartén. Deben freírse rápidamente por fuera, por eso tienes que colocarlas en la sartén solo cuando el aceite esté caliente, sino también se harán por dentro.
  5. Hay que conseguir que la parte externa quede frita y por dentro estén jugosas. Para ello cuando una cara esté dorada la damos la vuelta y doramos la siguiente. Una vez doradas las retiramos a un plato con un papel absorbente en su base.
  6. En otro plato, echamos azúcar, canela y mezclamos. Cogemos la torrija ya frita, la rebozamos por ambas caras y la pasamos a una fuente. Hacemos este paso con todas.
  7. Calentamos de nuevo el cazo de la leche, le añadimos más azúcar y canela (si le hace falta) y vertemos un poco sobre la fuente de las torrijas, por encima hasta que queden bien empapadas.

Ya sabéis que podéis decirme vuestras dudas en los comentarios y recordad no os atiborréis jajaja.

Anuncios